Según su morfología, los logos se dividen en tres tipos: logotipo, isotipo e isologotipo. Cada uno de ellos presenta una combinación diferente de ícono y tipografía. Sin embargo, no es ésta la cuestión más importante: más allá de su aspecto o morfología la importancia de dividir a los logos en diferentes tipos es que debido a su morfología diferente cumplen funciones o tiene capacidades publicitarias diferentes.

Logotipo: es el tipo de logo que carece de ícono y se basa exclusivamente tipografía. El beneficio del logotipo es que tiene una gran capacidad para ser entendido fácilmente debido a que utiliza las paras para transmitir la información. La desventaja es que, comparado con el isotipo, no tiene una gran capacidad para ser recordado. En el logotipo lo importante de analizar es el modo de transmisión de información. La tipografía transmite información de dos maneras: verbal y no verbal. La primera es la cotidiana, es el uso de las tipografía para escribir las palabras que se leerán y que serán entendidas de igual manera por todos. Este modo verbal de transmisión de información puede llamarse denotativo. El segundo, el modo no verbal, también llamado connotativo, es algo más complejo. El modo no verbal es el significado que la tipografía tiene en sí misma, más allá de lo que las palabras que con ella se escriban digan, tiene un significado paralelo al del texto. Esto no es novedoso, todos los sabemos de forma intuitiva, pero es importante prestarle muchísima atención cando diseñamos un logo. La tipografía tiene que reforzar el significado de las palabras y transmitir un mensaje coherente con él. Por ejemplo, en el logotipo de una empresa constructora no se puede utilizar tipografía con palo fino y que tenga una apariencia débil y poco resistente porque contradice el mensaje que la empresa quiere enviar y así el logo fracasa.

Isotipo: es el tipo de logo que se basa exclusivamente en ícono y carece de tipografía. El beneficio del isotipo es que es muy fácil de recordar (esto es abalado por estudio que sostiene que las imágenes son más fácil de retener en a memoria que las palabras). La desventaja es que no tiene una gran capacidad de precisión en el menaje a transmitir. El uso de isotipos requiere de un logotipo de emergencia que es el que se amplia para acompañarlo en ocasiones dado que es necesario que el nombre de la empresa aparezca junto al logo cada tanto para identificar a éste con aquélla. La ventaja de utilizar isotipo como logo corporativo es que tiene un aire de universalidad que le da muy buena imagen a la empresa. Es decir, un símbolo, una imagen figurativa, es comprendida más allá de las barreras del idioma, es universal como la música y las matemáticas.

Isologotipo: es el tipo de logo que, como su nombre lo indica, combina ícono y tipografía, isotipo y logotipo. El gran beneficio de este logo es que tiene una inmensa capacidad de transmitir precisamente el mensaje dado que se vale de dos elementos en lugar de uno y de dos modos de transmisión de información, La desventaja es que al ser más complejo es más difícil de retener. No obstante, más allá de sus dificultades es hoy el tipo de logo más utilizado por las empresas.


Visita nuestras páginas amigas

http://www.designfirmonline.com

graphic design

http://www.illustrance.com

affordable design service

email design