El diseño web es una rama del diseño gráfico orientada a la planificación, creación y modificación de sitios de internet. Al igual que las demás ramas del diseño, el diseño web transforma ideas del cliente en objetos gráficos por lo que se hace necesaria una participación activa de éste. Esto quiere decir que el cliente tendrá que trabajar junto con el diseñador para lograr el mejor resultado posible. Ahora bien, seguramente, usted esté pensando en que poco sabe de diseño web como para ponerse a diseñar. Eso no es problema ya que usted no tiene que ponerse a diseñar de ninguna manera: usted se limita a aportar ideas, la idea principal (digámosle “el concepto”) del sitio y luego cuanto más detallado y preciso sea, mejor. El diseñador tomará sus ideas y tratará de ordenarlas, modificarlas y plasmarlas en los programas de diseño hasta ponerse de acuerdo con usted en que es eso lo que usted estaba buscando.

El trabajo de diseño se lleva a delante para establecer la interface gráfica del sitio pero esto carece de funcionalidad, es decir, es un diseño, un “dibujo”, hasta el momento en que se hace la programación del sitio. En otras palabras, lo que hace n diseñador web no difiere mucho en la técnica de lo que hace un diseñador gráfico, la diferencia radica más bien en la planificación del diseño, en hacerlo útil y funcional. No obstante, el resultado final del trabajo es un archivo o varios archivos de programas de diseño gráfico que no “hacen” nada más que verse, para que, por ejemplo, los botones funciones y nos dirijan a determinada sección del sitio tiene que agregarse un código de programación HTML que haga del diseño hago funcional e interactivo. Es por eso que la función del programador es indispensable para la creación de un sitio web. Si bien es cierto que el programador es menos conocido como profesional que el diseñador, esto no se debe a que la programación sea menos importante que el diseño sino a que el programador trabaja solo y el diseñador está en permanente contacto con el cliente.

Otra actividad íntimamente relacionada a la creación de un sitio web es el posicionamiento en motores de búsqueda. Los motores de búsqueda no son otra cosa que los buscadores como Google, Yahoo! o MSN. Si bien el trabajo del SEO (optimizador de motores de búsqueda) no es indispensable para la creación de un sitio (como sí lo es el programador) es muy importante y casi indispensable para que el sitio tenga éxito. Dado que el 90% de las nuevas visitas que recibe un sitio provienen de un buscador (y que los usuarios sólo buscan hasta la segunda página en la abrumadora mayoría de los casos) estar bien ubicado en un buscador es la única manera de lograr tener visitas y de hacer de su sitio un espacio concurrido. No estar bien posicionado es estar perdido en la inmensidad de ofertas de la Red, es ser una isla que no figura en ningún mapa y a la que sólo arriban los navíos extraviados.

Ahora metámonos de lleno en el asunto que nos ocupa. Para entender mejor de qué hablamos cuando hablamos de diseño web y de pensar el mejor diseño posible veamos cuáles son las características principales de objeto de trabajo esta actividad, el sitio web. Conociendo estas características fundamentales usted podrá no sólo verificar que el diseño de su sitio vaya por el camino indicado sino que podrá permitirse tomar atajos e incluso pensar en otros caminos posibles sabiendo que siempre puede volver para atrás y tomar la ruta segura. Es decir, conocer el estándar de diseño lo ayudará a controlar que su diseño sea correcto y también le dará la oportunidad de decidir consciente e informadamente tomar un camino en que estas características no se respeten como normas sino como meras orientaciones.

Presencia en el mercado: en los días que corren, con la expansión extraordinaria que tuvo internet como medio masivo de comunicación, como los cada vez mejores precios que ofrecen las empresas prestadoras de servicios de conexión a la red, etc. podemos afirmar que en mayor o menor medida todo grupo meta utiliza internet de forma cotidiana. Es decir, usted tiene un grupo meta al que orienta sus ventas, dentro de este grupo habrá un gran porcentaje de personas que utilicen cotidianamente internet. Esto se traduce en una gran oportunidad. Quizá usted tenga una nueva empresa que sale al mercado con buenos precios y productos de calidad pero no logra estar ni cerca de sus competidores, empresas tradicionales que llevan muchos años en el mercado al que usted quiere ingresar. El prestigio del que gozan estas compañías es tan influyente en el público que la publicidad tradicional no logra hacer que la gente se interese en su empresa. Entonces, la única solución es hacer de su empresa una empresa prestigiosa, pero ¿cómo? La respuesta usted ya sabe cual será: en internet. Con un buen diseño web y con un gran trabajo de posicionamiento en buscadores, en un relativo corto plazo su empresa puede liderar su rubro en la web. Así, cuando las personas busquen algún producto de su rubro, será su página web la que primero responda a esa búsqueda. Cuando el público vea que al buscar, pongamos por caso, “almohadas” su empresa está mejor ubicada en Google que sus competidores tan tradicionales se dirá “Google, una empresa extraordinariamente grande y exitosa, elige colocar antes a esta empresa que a la que yo siempre le compré, por algo será”. Si bien es cierto que Google no “elige” nada sino que hay una campaña de posicionamiento detrás, el impacto que esto tiene en el público es suficientemente grande como para empezar a equilibrar el prestigio del que goza su empresa en el mercado en relación a sus competidores octogenarios.

Interacción: ésta es la característica que diferencia al sitio web de los demás elementos de diseño en mayor grado. La interacción es exclusiva del sitio web y no comparte esta característica con ningún otro diseño. Los elementos de diseño diferentes al sitio web transmiten un mensaje desde la empresa hacia el cliente. El sitio web no sólo hace esto sino que a la vez permite (a través de sí mismo) que se genere una respuesta por parte del receptor y que esta respuesta llegue a la empresa que envía el mensaje en primer lugar. Esta respuesta puede ser una apreciación sobre el mensaje que el diseño del sitio representa, una inquietud sobre la información expuesta, un comentario personal, etc. La empresa podrá, a su vez, responder a esta inquietud y entablar, de esta manera, el diálogo con el público consumidor. De esta interactividad entre la empresa y el usuario a través del sitio web se desprenden una serie de beneficios. El usuario tiene la facilidad de transmitir sus inquietudes de forma cómoda y directa y conseguir una respuesta adecuada. La empresa goza de dos beneficios de esta interactividad: el sentimiento de familiaridad que se genera con este dialogo inclinará a los consumidores a optar por sus productos antes que los de la competencia dada la cercanía que tiene con esta compañía con la que se comunica a través del sitio web. El otro beneficio para la firma es que la compilación de información sobre gustos, ideas, objeciones, inquietudes, etc. que se genera a partir del dialogo le permitirá al encargado de la posible campaña de marketing hacer un extraordinario análisis del mercado dados los datos compilados con el tiempo.

También hay otro tipo de interacción. Si a la anterior la podemos llamar interacción usuario-empresa, a la siguiente la podremos llamar usuario-sitio dado que ya no hay más intervención humana que la del usuario. Este punto se trata de la forma en que el visitante de un sitio se relaciona con éste. Port ejemplo, al recibir un volante en la calle que nos informa sobre una nueva promoción de la empresa lo único que podemos hacer es leerlo e informarnos sobre lo que la empresa eligió colocar en el volante: no podemos saber nada de la empresa en sí misma, ni de otras promociones u otros productos. En cambio, como el sitio web reúne TODA la información de la empresa, el visitante puede optar por qué información quiere conocer y qué información no tiene interés para él. De esta manera, el usuario sólo se acerca a la información que está buscando y lo hace, además, de muy buena gana dado que no es información impuesta sino buscada por él mismo. Esto predispone muy bien al visitante y redunda en beneficio publicitario para la empresa.

Oficina virtual: con el avance de la tecnología, la llegada de la globalización y la super-expansión del mercado, las personas ya no saben en qué edificio opera cada empresa, no saben a dónde dirigirse para plantear sus inquietudes, etc. Para solucionar este problema y que las personas tengan un punto de referencia y contacto con las compañías está el sitio web. A partir de la página de internet de una firma, las personas pueden ponerse en contacto con ella y recibir respuesta, pueden conocer la empresa o sus productos perfectamente desde su sitio. En resumen, hoy en día el sitio web es la oficina virtual de atención al cliente, con la gran ventaja que no hace falta gastar fortunas en ofrecer un espacio de calidad dado que los bytes son más baratos que los ladrillos.


Visita nuestras páginas amigas

banner design

affordable design service

marketing

http://www.designfirmonline.com

the graphic designer